Curso de Reiki 7,8 marzo

Reiki nivel I
Reiki nivel I

Fin de semana intensisimo. Desde aquí quiero agradecerle a Bertha de Nevrezé por el fin de semana tan experencial que nos ha hecho pasar no solo por habernos iniciado en Reiki sino por habernos explicado y enseñado sobre chakras, glándulas, aura, y un montón de terminos de los cuales desconocía totalmente el significado. Ha sido un verdadero placer oir sus explicaciones. Es un pozo de sabiduria y da gusto escuchar a personas que saben tanto de todas las materias, que además hablan con tanto cariño y transmiten tanta paz. Gracias también a Cati, Fátima, Leo, Yolanda, Rosario, Javier, Inés, Teodoro que han estado con nosotros compartiendo la iniciación. Se ha formado un grupo genial. Buen rollo, risas, creatividad, empatía desde el primer momento, espero que podamos vernos muy pronto, ¿quizás para el segundo nivel de reiki? :))

El salón social parecía un templo de bienestar. La luz entraba a raudales por las ventas, y aunque aún faltan pequeños detalles, ha sido todo un lujo poder inaugurar el nuevo salón social de esta manera. Sin olvidar que hemos tenido un tiempo excepcional, cielo azul radiante con un sol tremendo por lo que hemos podido disfrutar de algunos ratos en el jardín tomando el sol y haciendo los ejercicios de chi kung, hemos cargado las pilas doblemente.

Nada más entrar al salón un agradable aroma a incienso de rosa de Alejandria acudia a nuestra pituitaria para darnos la bienvenida. Dentro de la sala, fotos del doctor Usui, la maestra Takata, flores de loto, posiciones de manos, chakras adornaban las vistas. Un pequeño altar improvisado con la foto del maestro Juan Antonio Rodriguez Bordalo, maestro de nuestra maestra, un plato de velas junto con una flor de camelia y la dulce voz de Bertha que nos ha hecho unas meditaciones donde alguno ha llegado a dar cabezaditas de tanta relajación :))

Tras las explicaciones venían las iniciaciones, hasta cuatro, para posteriormente practicar con el autotratamiento y el tratamiento a otras personas. Durante las prácticas todos dábamos y recibiamos reiki. Los tratamientos de reiki son un verdadero placer. Sentir las manos de las personas que están aplicandote reiki es un placer. Es una mezcla de calor, de tranquilidad, de cariño, porque llegas a sentirte querida, protegida.. Se lo recomiendo a todo el mundo, si tienen la oportunidad de recibir reiki , pruebenlo, estoy completamente segura de que querrán repetir.

Ha sido una bonita experiencia. No solo por haber aprendido esta técnica sino por todos los momentos que ha habido para reir, compartir alguna que otra confidencia y liberarnos de toda una semana de estrés. Ahora deberemos practicar durante 21 días el autotratamiento, eso, junto con el amor a uno mismo, para cuyo ejercicio nos ha regalado un espejito al cual no preguntaremos, sino afirmaremos, que nos queremos y nos aceptamos tal y como somos. Este ejercicio si que es dificil :)) pero ahí va.. Me quiero, me quiero. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *