Paseando por Granadilla

 

PASEANDO POR GRANADILLA. UN PUEBLO EXPROPIADO

Y paseando por el norte de Extremadura llegamos a Granadilla. Un pueblo a orillas del embalse de Gabriel y Galán, en Cáceres.

Como comento en el título, es un pueblo expropiado, y sus habitantes se tuvieron que trasladar para que se pudiera construir el embalse. Esto sucedió en 1955.

A medida que te vas acercando al pueblo, vas viendo algunas construcciones abandonadas, pero éstas están dispersas. Una vez que llegas al pueblo te encuentras con una muralla y una puerta que indica el horario en que puedes hacer la visita, que es totalmente gratis.

Al llegar lo primero que haces es subir al Castillo, desde el cual tienes unas vistas impresionantes de todo el pueblo y los alrededores.

Como podemos ver en la foto, se está rehabilitando este pueblo y vemos el contraste de las casas rehabilitadas con las casas abandonadas y en ruinas, de las cuales solo aguantan algunas de sus paredes.

Granadilla se encuentra en Cáceres y tuvo un origen defensivo, que podemos apreciar gracias a su muralla. Es de origen musulmán y tras la reconquista se la llamó Granada, pero al reconquistar la actual Granada, en Andalucía, los Reyes Católicos le cambiaron el nombre a Granadilla.

Granadilla fue un importante pueblo, nombrado Cabeza de Partido de una Comunidad de Villa y Tierra, formada por 17 pueblos.

En 1955 se decreta la “Expropiación Forzosa” de todo este término municipal, ya que el embalse inundaría todas las tierras de cultivo más fértiles. En 1960 ya no quedan habitantes en el pueblo y a pesar de que el pueblo queda abandonado, convirtiéndose poco a poco en ruinas, este es declarado en 1980 como Conjunto monumental Histórico Artístico.

Depende el día que hagas la visita te puedes encontrar a los alumnos rehabilitando el pueblo, también puedes ver animales, corrales, huertos.

Hay que tener cuidado con el acceso a la zona en ruinas, en muchas calles te vas a encontrar vallas móviles que se pueden quitar y poner, no te olvides de devolverla a su sitio, ya que puedes dejar que se escape algún animal.

Cuando paseas por las calles de Granadilla, todavía te puedes imaginar a sus gentes paseando por este lugar y también te hace pensar en la difícil situación que tienen que haber pasado al verse obligados a dejar sus casas y trasladarse a donde los hubiesen establecido.

HORARIOS DE VISITA

– De abril a octubre: mañanas de 10.00 a  13.00, tardes de 16.00 a 20.00 horas.

 – De noviembre a marzo: mañanas de 10.00 a 13.00, tardes de 16.00 a 18.00 horas.

LOS LUNES PERMANECE CERRADO

Este artículo ha sido escrito gracias a Verónica Cussi, apasionada de los viajes y de compartirlos en sus blog touristear.com. Graduada en empresas y actividades turísticas, ando metida en el mundo del Marketing Digital. Le gusta aprender algo nuevo cada día, conocer nuevos lugares y culturas diferentes.

Twitter @touristear
FB https://www.facebook.com/touristear1